TESTIMONIOS

COMPRENDÍ MIS EMOCIONES Y MI SALUD SE FUE RECUPERANDO

«Cuando acudí por primera vez a la consulta de Magdalena tenía 32 años y llevaba 5 años muy difíciles. Mi salud física y emocional no era muy buena, venía de una larga enfermedad sin diagnosticar en concreto una endometriosis profunda e intestinal. Después de 5 largos años muy duros, encontrándome siempre mal, harta de acudir a médicos, hacerme un montón de pruebas, de ir incluso al psicólogo (ya que como no lograban dar con lo que tenía lo achacaban a problemas nerviosos), conseguí encontrar un ginecólogo que supo dar con mi patología y tuve que pasar dos cirugías.

Fue justo después de la primera cirugía, cuando a través de mi madre (que siempre estuvo ahí cuando la necesité) que conocí a Magdalena. Decidí acudir a su consulta porque mi estado emocional era bastante delicado, tantos años estando mal me habían afectado mucho física, emocional, de pareja y laboral. Mi vida se había convertido en un pequeño infierno, que parecía no tener fin. Para mí acudir a su consulta fue determinante en mi recuperación sobre todo emocionalmente.

Una de las cosas que puedo destacar de Magdalena es su gran capacidad de empatía, comprensión y respeto por la persona que va a su consulta, ella me enseñó a ver las cosas de otra manera, a comprender como funciona nuestra mente cuando ha pasado por una situación traumática, cómo superar nuestros miedos y angustias. No es un proceso fácil y lleva su tiempo pero puedo decir, que después de 4 años, soy otra persona, sigo teniendo mis pequeños problemas, porque esta enfermedad, que aunque benigna es crónica, a veces me da un poco de guerra.

En cuanto a la parte física, ella me recomienda cambios en la dieta y productos naturales que hacen que mi cuerpo reaccione mejor al tratamiento que recibo con la medicina convencional, ya que me tuvieron que tratar con hormonas para retirarme el periodo y mi cuerpo reaccionó negativamente. Personalmente lo único que llevo un poco mal son los licuados que me manda de vez en cuando y que no están muy ricos precisamente, pero por lo demás estoy contenta.

Es por todo ello por lo que le estoy muy agradecida, siempre que la he necesitado ha estado ahí y a cualquier hora. Lo único que puedo decir de ella son cosas positivas y se la recomiendo a cualquiera que lo esté pasando mal tanto emocionalmente o que tenga algún problema de salud.»

Iratxe Tobias

Bizkaia

 

ME LIBERÉ DEL MIEDO

«Magdalena apareció en mi vida en el momento que más necesitaba ayuda, estaba saliendo de una relación y no acababa de ponerle el punto final, sentía miedo de no poder hacerlo y eso me hacía sentir más insegura, entonces es ahí donde apareció en mi vida y comencé con ella las técnicas de desarrollo personal, en las cuales en algunas de ellas necesité la ayuda terapéutica de flores de Bach.

Al principio creía que no lo lograría, pero poco a poco fui ganando confianza en mí misma y salí de esa situación que para mí era tan dura. Hoy día sigo teniendo esa confianza en mí misma.

Gracias Magdalena, eres una gran profesional y como persona eres cercana, honesta, sincera, te preocupas y has sido y eres para mí ¡UN REGALO!»

¡ GRACIAS ¡

Marisol Soto

Bizkaia

 

CONSEGUÍ LA LIBERTAD DE SER YO MISMA

«Hace 6 años me separé de mi pareja con una hija de 6 meses y la verdad que toda esa situación se me hizo bastante dura. Estaba hecha a la vida que había llevado con mi ex-marido que no sabía cuál era mi camino a seguir.

Mi madre me animó a ir donde Magdalena, la cual se dedica a hacer terapias de desarrollo personal, la verdad que al principio no creía que saliese bien pues yo estaba bastante perdida en mi vida, pero poco a poco fue pasando el tiempo, en el que tuve sesiones muy buenas y otras muy duras (algunas tuve que estar tomando flores de Bach por esos altibajos y la ansiedad que me producía), esas terapias duras son las que  a pesar de literalmente salir llorando y con ganas de no volver más, eran las que me hacían reflexionar e ir avanzando con mi vida. Con el tiempo fui valorándome como la persona y mujer que soy, a coger confianza en mí misma. Hoy es el día en que agradezco haber tenido la oportunidad de conocer a Magdalena porque gracias a ella yo sé quién soy y he aprendido que cualquier obstáculo que me ponga la vida soy capaz de solucionarlo sola.

Magdalena es una gran profesional, es muy directa a la hora de decir las cosas, te hace sacar ese problema que hace que no avances y te guía y da recursos para caminar con independencia por la vida.

Empezamos como paciente y terapeuta y hemos acabado siendo muy buenas amigas.

Gracias Magdalena por ser como eres, te quiero un montón.»

Saioa Méndez

Bizkaia

 

RECUPERÉ LAS GANAS DE VIVIR

«Durante más de dos años y medio, pensé que sería capaz de superar una situación personal y angustiosa. Tenía todo para conseguirlo, mi querida familia que me apoyaba con todo su cariño y un grupo de amigos que me daban toda su fuerza. Lo cierto es que no fui capaz de conseguirlo.

Mi situación fue empeorando física y emocionalmente. Mis sentimientos de dolor y culpa me atormentaban. Me sentía angustiado y me costaba respirar bien. Dolores de cabeza y en el pecho complicaron mi vida; el desánimo y el miedo se apoderaron de mí. Perdí las ganas de vivir y solo quería llorar y dormir.

El médico de cabecera me explicó que lo que me pasaba tenía un nombre «depresión». Su tratamiento solo empeoro las cosas, así que mi familia y yo decidimos buscar la ayuda de otro profesional.

Fue un gran acierto visitar a Magdalena y pedirle ayuda profesional.

Ya en la primera visita pudo aliviar mi angustia mental, mi dolor de cabeza y pecho.

Poco a poco me ayudó a cambiar mi modo de ver las cosas y a ver los asuntos desde otras perspectivas, me enseñó a mirar en mi interior y a enfrentarme a mis miedos, a ver lo positivo de las cosas e incluso a sacar provecho de los momentos negativos que vivimos en nuestra vida. Me enseñó a verme como soy. Con sus valiosos ejemplos, sus palabras cariñosas, su franqueza y claridad me ayudó a valorarme, a mi gente y la vida que tengo.

Estoy muy contento, su tratamiento fue un acierto y estoy muy agradecido por ello.

Hoy soy un hombre alegre, feliz, con muchas ganas de vivir y de luchar por seguir adelante.

Por mi propia experiencia puedo decir que Magdalena es una gran profesional tanto en la evaluación, en el diagnóstico como en el tratamiento. Lo es también en la duración y las frecuencias de las sesiones, en su trato y destacar la confianza que transmite, la atención personal, el respeto, la dignidad que otorga al paciente, el afecto y cariño que transmite.»

José Roberto Prades

Bizkaia

 

SUPERÉ MI SUPUESTA CULPA

Fotos Elena D.

Elena Domínguez

«Poco después de dar a luz a primer hijo, tuve una fuerte crisis en mi pareja que por poco nos lleva a separarnos. Puesto que yo estaba convencida que todo había sido por mi culpa, pasé una temporada horrible, con mucha ansiedad y angustia debido a la incertidumbre y a la inseguridad, y además, con la autoestima por los suelos.

Acudo a la consulta de Magdalena y, ya desde la primera sesión noté que era una persona con una capacidad extraordinaria para conectar y comprender a quienes nos sentamos frente a ella. Poco a poco empezó a ayudarme y a ofrecerme herramientas para poder afrontar la situación y, lo que para mí fue lo más importante, me enseñó a ver el lado positivo de las cosas menos dulces que nos pasan a lo largo de la vida.

Para mí, la ayuda que me ofreció Magdalena en ese momento de mi vida fue inestimable, ya que no solo por el conocimiento y las herramientas de las que dispone como profesional y que puso a mi disposición, sino por la calidad que tiene como persona. Le estoy enormemente agradecida por su ayuda, ya que me enseñó a afrontar mis problemas y a encarar la vida de otra manera. «

¡Gracias Magdalena!

Bizkaia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *